Cómo convertí mi hobby viajero en mi profesión

Desde hace tiempo me llegan emails preguntando si es posible crear un proyecto de viajes online y convertir tu pasión, en profesión.

He querido hacer este post con mi opinión sobre este tema, mi experiencia a lo largo de 4 años dedicándome a escribir, a formarme en marketing, a ser creativa, a emprender… Me hubiera gustado recibir recomendaciones cuando empecé a aficionarme al travelblogging y por eso lo comparto contigo.

Cómo comencé: un repaso a los origines

Si no te interesa este salseo, pasa directamente a las recomendaciones 😉

De las primeras cosas que empecé fue el típico blog sin criterio, con un dominio horrible que incluía .wordpress.com y cero estética visual porque estaba muy limitada la plantilla. Pero empecé a escribir y me gustaba, me gustaba mucho. Por aquel entonces todavía sabía poco de SEO, WordPress etc.

 

Si has leído más sobre mí sabrás que estudié un Máster en Marketing Digital que sorprendentemente me encantó y recalco sorprendentemente porque era la típica persona negada con la tecnología, liante con el ordenador y los móviles, que tenía que pedir siempre ayuda a su hermano Don Informático ( y entre nosotrxs… lo sigo siendo un poco). Gracias hermano por aguantarme. 

Aprendí muchísimo y empecé a aplicar todos esos conocimientos en mi blog de viajes. Poco a poco fue cogiendo forma, empecé a posicionar artículos, a descubrir herramientas útiles que aportaban valor a mi vida y trabajo. Fue gratificante, a la vez que duro porque trabajaba por cuenta ajena, estudiaba y aplicaba todo a la vez.

Sin darme cuenta, al año siguiente estaba sumergida en el mundo del marketing de afiliados, haciendo probatinas con mi blog y monetizando mis artículos cada mes.

Al poco tiempo, me empezaron a llegar propuestas de colaboración de empresas del sector. Empecé a enfocar más el proyecto, a tener mejor criterio y a tomar decisiones y acciones. Muchas cosas las hacía «por amor al arte», pero otras ya conllevaban una remuneración.

Llegó un momento que decidí que tenía que ganar más dinero, porque sinceramente si quieres vivir trabajando de lo que te gusta, debes dejar de pensar en hobby y pensar en negocio (lo que se traduce en rentabilidad). Los redactores y creadores de contenido han sido poco valorados muchos años, pero por fin las personas comienzan a ver que es un trabajo más que conlleva muchas horas y dedicación y que se debe remunerar.

Por este motivo abrí una asesoría de viajes que empezó a funcionar muy bien, me llegaban emails pidiéndome ayuda organizativa e incluso preguntándome como lo había hecho para dedicarme a esto.

Después llegó la pandemia y tocó reinventarse o morir. La pandemia supuso para mí (como para muchos otros), unos meses de parón, de reinvención y de generar nuevas ideas. Decidí que era momento de seguir formándome más y crear nuevos proyectos que alzaran el cambio tan grande que el sector turístico está sufriendo estos últimos años.

A partir de aquí nace Érase Una Vez Un Viaje, una web enfocada a organizar, diseñar y crear viajes y retiros en grupo que sean creativos, formativos y de bienestar, que aporten mucho valor a las personas y que de verdad sumen en sus vidas. Con ayuda de una red de colaboradores maravillosa que espero, siga creciendo.

Mis recomendaciones

No te pongas límites mentales, sueña, hazlo y equivócate, es parte del camino. Piensa que puedes convertirte tú y tus proyectos en lo que tú quieras y decidas, pero disfruta el proceso y no pienses solo en el final. A veces hay que llevar a cabo ideas sin tener un interés final en particular.

Un proyecto personal y creativo puede llamar la atención de otros y terminar siendo algo más profesional, gracias a mostrar tu esencia.

Eso si, te recomiendo ir poco a poco y enfrentarte solo a algo que de verdad veas que eres capaz de afrontar o el proyecto se convertirá en algo que te vaya demasiado grande.

Especialízate, no pierdas el foco (esto a veces es difícil de cumplir) y comunica con ilusión lo que haces.

Por supuesto, fórmate si vas en serio o perderás mucho tiempo. En este tipo de negocio, la web es la carta de presentación, si no sabes cómo hacerla paga a un profesional y hazlo bien.

No es un camino fácil (yo todavía estoy en él), pero es posible. ¡Ánimo!

Espero que te haya interesado mi historia y esta información te resulte útil.

Si hay alguna pregunta que me quieras hacer no dudes en dejar un comentario abajo o enviarme un email.  

 

Por cierto, si te suscribes a la Newsletter, recibirás una guía en la que descubro porque el futuro de los viajes ha cambiado para siempre 🙂

¡Gracias por estar aquí!

Un abrazo,
Eva

 

Deja un comentario

últimas entradas

Recursos y descuentos
COMPARTE EN Redes sociales
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Abrir chat
¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?